Fichajes (I): El Niño azul y el Liverpool triste (?)

Desde  sus días en el Atlético de Madrid, Fernando Torres, delantero español campeón del mundo, ha sido un capricho del dueño de Chelsea, Roman Abramovich.  Al cierre de la ventana de traspasos se confirmó que, con 60 millones y un divorcio con una de las grandes fanaticadas del mundo de por medio, el ariete español jugará para el equipo del magnate ruso.

Perspectiva Blue: Lo que faltaba

Hace 4 meses Chelsea era líder indiscutible de la Premier, pero ha venido cediendo puntos desde noviembre y al momento se encuentran en 4ta posición.  Las lesiones y caída en el rendimiento de jugadores claves han hecho que el equipo caiga en estado interrogante.  Los blues necesitan una nueva chispa que haga encajar nuevamente a esta maquinaria. Un delantero de la categoría de Torres puede ser la grasa que desoxide al equipo del león azul.

"La Mentira" jugará para Chelsea.

"La Mentira" jugará para Chelsea.

Los Blues rendodean su plantel con la inclusión del genial defensor brasileño David Luiz, ahora ex-Benfica. Un jugador elegante, rápido y confianza para la zaga. Es poli-funcional y tiene la categoría para jugar como líbero. La operación se cerró en unos 25 millones (mas la cesión de Nemanja Matic). El jugador, se dice, era pretendido por Real Madrid, Barcelona y Manchester City.

Perspectiva Red: Gran Negocio.

Lo es sin duda alguna. Aunque la prensa sensacionalista se haya hecho eco de particulares reacciones de repudio hacia la marcha del español, el fanático red debe estar tranquilo, satisfecho y emocionado. Un jugador que les costó 35 millones, que no pasa por su mejor momento físico/deportivo -y no aportó ningún título al club– es vendido por 58.5 millones de euros.

Para sustituirlo tendrán a Luis Suárez, delantero uruguayo con más de 100 goles para el Ajax de Amsterdam (a sus 23 años); y la más reciente joya inglesa: el delantero grandote Andy Carroll.

Carroll ya debutó con la selección inglesa.

Carroll ya debutó con la selección inglesa.

Cierto, 40 millones es mucha pasta  por Andy Carroll. Pero ha demostrado que está a la altura de los mejores esta temporada. Tiene 11 goles esta temporada, en 19 partidos (sólo detrás de Berbatov y Tévez) con un Newcastle United de alti-bajos. Debe ser uno de los principales focos de atención de la nueva camada de jugadores ingleses. Tras la marcha de Torres, Liverpool lo necesitaba. Justo a él.

A Suárez, que costó unos 23 millones, ya lo conocemos:  ese jugador navaja que entra en diagonal desde el flanco derecho para clavarla. Un 9 falso, que está en todas partes. De gran toque, velocidad y creatividad. Que suda la camiseta y no se lesiona…

Todos felices, ¿no?

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s